wvef.org
спасибо ivideosoft.com

Este pintoresco pueblito de la cordillera del viento será parte de nuestro itinerario en la expedición a Patagonia norte…

Esta hermosa localidad del Norte Neuquino, que con el esfuerzo, sacrificio y empeño, de su gente pudo transformar el paisaje y cubrir las montañas del intenso verde de los pinos generando así una valiosa e imponente fuente de trabajo fue fundada como Comisión de Fomento el 16 de Abril del año 1964.

Se ubica hacia el noroeste de la provincia de Neuquén, recostada sobre la ladera Oeste de la cordillera del viento se encuentra Huingancó , se ubica en la margen izquierda del río Neuquén, entre cerros, riscos y cañadas, donde confluyen arroyos como Butalón Norte, Huingan-có, arroyo El Manzano, arroyo Rahueco, entre otros.

Situada a 1200 m .s.n.m. se accede por ruta provincial 43 distante 61Km. de la ciudad de Chos Malal, principal punto de distribución y de servicios del norte neuquino.

Dista a 15 km de Andacollo (Capital del Departamentos Minas) y a 460 Km de la Ciudad de Neuquén. Su población alcanza los 956 habitantes incluyendo también aquellos que habitan en Butalon Norte, el cual se encuentra en el mismo ejido de HuinganCó.

HUINGANCO es nombre de origen indígena, posiblemente una de las pocas palabras conocidas de la antigua etnia pehuenche, influenciada a medias sólo en épocas muy recientes por el Mapudungun (Mapuches). La palabra está compuesta de dos vocablos: HUINGAN : que es el nombre de un arbusto nativo (Schinus montanus), y CO : que significa: agua, aguada, vertiente, arroyo. Su traducción es: ARROYO DE LOS HUINGANES o DONDE HAY HUINGANES . Por la dispersión geográfica que se aprecia en los topónimos de los mapas, este nombre se registra únicamente en el sur de Mendoza y el norte del Neuquén, que casualmente, era la dispersión del hábitat de los antiguos pehuenches y los huarpes hasta su extinción. Este mismo arbusto, en otros lugares, tanto en Mendoza como en Neuquén, es conocido como molle.

Las Historias de vida de sus antiguos pobladores, hablan de una época difícil ya sea en cuanto a la situación económica, a la falta de comunicación, medios de transportes, salud, educación, y a las condiciones de vida en sí.

Todo se conseguía por esfuerzo propio o grupal. La falta de instituciones apropiadas, que dieran respuesta a los problemas de los vecinos hicieron que solidariamente se ayudaran entre familia. Todo se compartía, los momentos difíciles, los momentos de trabajo en las actividades de agricultura, com así también en los momentos de diversión y festejo.

La cultura del trabajo dominaba la vida de todas las familias ya que era el único medio por el que obtenían lo necesario para subsistir y y criar a sus hijos. Trabajar la tierra permitía obtener para el consumo, vender el excedente o cambiarlo por otros productos. Se organizaba todo previendo para la época invernal muy rigurosa en ese entonces. La carne se conservaba, con la elaboración del charqui y se realizaban todo tipo de conservas de frutas, verduras disecadas, incluso la fruta fresca se conservaba en arena o paja para consumirla fuera de época.

Se cultivaba principalmente: trigo, maíz, legumbres (arvejas, porotos, garbanzos, etc.), Estas servía para el sustento diario en la elaboración de harina, ñaco, y todo tipo de comidas.

Los antiguos pobladores coinciden en que se sufría mucho para vivir en el pasado en lo que hoy en día es Huinganco pero que el trabajo en conjunto les ayudaba a superar todos los inconvenientes con que se enfrentaban.

Con el avance del progreso muchas cosas mejoraron: construcción de puentes y caminos, hospitales, escuelas, viviendas, fuentes de trabajos, instituciones sociales, medios de comunicación, etc.

De la clara muestra de abandono de los gobiernos en épocas de territorio, se pasó a depender totalmente del estado. Las nuevas generaciones encontraron otras oportunidades de trabajo, mucha menos riesgosa y más fáciles. También el estado soluciono el problema de la vivienda, la leña, el kerosén, las chapas, incluso hasta los útiles y guardapolvos de los niños en las escuelas, los comedores escolares, las becas para estudio, pasajes etc., etc.

Actualmente la localidad cuenta con los servicios de gas natural, agua potable, teléfono, Internet y próximamente red cloacal.

Se han gestionado desde el gobierno local créditos accesibles para que la gente de la comunidad construya servicios básicos destinados a satisfacer las necesidades de la demanda turística.

Huinganco localidad cuenta con innumerables atractivos culturales y naturales e integra una región que posee la particularidad de contar con cientos de atracciones turísticas en un área de pocos kilometos permitiendo al turista disfrutar de todos ellos solo recorriendo pocos kilometros. La diversidad paisajística va desde los bosques comunales de esta localidad, la pesca deportiva en el río Neuquén, hasta los hielos eternos del Domuyo.

 

Lugares que Visitar y Actividades en Huinganco:

El Vivero Provincial Huingan-có, considerado como el más importante de la Patagonia.

Los cultivos de frutas finas y la fábrica Municipal de Dulces Artesanales.

El mirador del cerro La Cruz, que permite apreciar la localidad, los bosques y el arroyo Los Huemules

Mirador San Pedro: Posee una altura de 1600 msnm. Se accede por la calle los Eucaliptus; el cerro tiene una altura de aprox. 1600 m .s.n.m. Da comienzo el asenso por una huella de curiosas formaciones rocosa se encuentran con un tanque de reserva de agua de riego del vivero provincial, luego llega a un corral construido con piedra del lugar que fue utilizado por los antiguos crianceros locales. Cruzando la tranquera llegara a un lugar forestado con pinos ponderosa, este lugar se denomina barba blancas. Antiguamente era utilizado por los crianceros como mirador, desde donde podían ver sus animales. Continuando con el ascenso y disfrutando del paisaje; se arriba al lugar denominado la herradura, desde este punto se puede ver el Río Neuquén, Andacollo; El camino hacia Las Ovejas y el de los Miches. Llegando al primer mirador desde este se tiene una excelente vista de la Cordillera del Viento y de la Localidad. Continuando se llegara a una abertura natural donde se encuentra el Santuario del Sagrado Corazón de Jesús, patrono de la Localidad.

El Museo del Árbol y la Madera considerado uno de los atractivos culturales más importante de la localidad

El Monumento Natural y Provincial de Cipreses de Cañada Molina que protege cipreses de alrededor de 1200 años de antigüedad en la cordillera del Viento. Está ubicada a 5 km al norte de Huingancó por RP 39

La Cabaña del Artesano "El Ciprés" que ofrece entre otras artesanías, trabajos en tejido a mano y a telar, calado en madera y cerámica

Desde Huinganco se puede visitar a pie o a caballo el cerro Corona (2992 m.s.n.m.) Son 10 km de ascenso

Laguna de Charra Ruca.

Museo Minero.

Mina Erica y otras.

El Anfiteatro: Cuenta con un playón circular y gradas de piedras con una capacidad aprox. de 500 personas. Ubicado en el Barrio Centro, en calle El Cerezo. Con un excelente vista panorámica.

Monumento Natural Cañada Molina: Esta área esta destinada a proteger las reliquias de cipreses, de alrededor de 1200 años de antigüedad. Esta reserva resguarda una especie única y la más antigua de Sudamérica, según un estudio realizado por la Universidad de Taxón (Arizona, Estados Unidos), ya que sobrevivieron a los cambios climáticos y a la explotación por el hombre en década anterior.

Fuente: http://www.argentour.com